Ronaldinho, el adiós de un genio, loco y virtuoso del balón
Lo Mejor Del DeporteLos rostros del Deporte

Ronaldinho, el adiós de un genio, loco y virtuoso del balón

Ronaldinho, el adiós de un genio, loco y virtuoso del balón

Ronaldinho compartiendo con Diego Maradona en uno de sus juegos de ayuda a otros. Foto Getty

Rio de Janeiro, Brasil. (AGE) – Pese a que Ronaldinho llevaba sin equipo más de dos años y medio, no había confirmado su retirada oficial. Mataba el tiempo entre partidos de exhibición y con los veteranos del Barça Legends. Su hermano Roberto de Assis Moreira confirma su adiós definitivo.

“No quiere jugar más a nivel profesional. No hay nada preparado por ahora, pero después de la Copa del Mundo prepararemos la despedida. Faltan detalles”, dijo el hermano de Ronaldinho en declaraciones recogidas por ‘UOL Esporte’ y otros medios brasileños.

El genio de la sonrisa, actual embajador del FC Barcelona, había amagado con alguna vuelta a los terrenos de juego, pero ninguna se había concretado. Su último club a nivel profesional fue Fluminense.

‘Dinho’ se despide. Puede presumir de un fugaz reinado en el fútbol. Sus primeros años como jugador del Barça resultaron históricos. Jugó de 2003 a 2008 como ‘culé’, aunque son los tres primeros los que hay que guardar en la retina. Ganó Ligas, Champions y se  proclamó el mejor del mundo con el Balón de Oro.Su testigo lo recogió Leo Messi.

Salido de Gremio (vigente campeón de América, curiosamente), llegó a Europa de la mano del PSG. Pasó por Barcelona, Milan, Flamengo y Atlético Mineiro, con el que levantó la Libertadores. Probó suerte en Querétaro mexicano y en Fluminense firmó sus últimos coletazos profesionales.

En la memoria quedará su golazo en Stamford Bridge, cómo logró que el Santiago Bernabéu se pusiese de pie para aplaudirle tras una exhibición maravillosa y decenas de goles, regates y pases al alcance sólo de los elegidos.

La llamada sonrisa del fútbol cambió el estado de ánimo de un club deprimido como el Barça tras años de sequía y en pocos meses lideró un equipo campeón, acompañado de futbolistas como Deco, Eto’o o Márquez en el campo y del holandés Frank Rijkaard en el banquillo.

Se retira el genio de la sonrisa, un genio, loco, virtuoso del balón y un futbolista que pudo haber reinado durante una época pero que prefirió los excesos al fútbol. Su magia duró poco en el césped, pero se prolongará en el tiempo.

Un genio, loco, virtuoso del balón y un futbolista excepcional. Foto Getty

Share: