La Bicolor nunca correspondió al apoyo de la afición; quedó en deuda
BlogsSelecciones Nacionales

La Bicolor nunca correspondió al apoyo de la afición; quedó en deuda

La Bicolor nunca correspondió al apoyo de la afición; quedó en deuda

Choloma, Honduras. (HSI) – Los partidos que tanto estaba siendo esperado por toda Honduras se disputaron en el estadio Olímpico de San Pedro Sula y en el ANZ de Sydney, Australia entre el día viernes 10 de noviembre y hoy en la madrugada, respectivamente, cuando la Bicolor se vio las caras con la selección de Australia.

La previa del primer partido se vivió con mucha emoción y positivismo, durante la semana las calles de San Pedro Sula, Choloma y alrededores vibraban de emoción y en ningún momento se escuchó un resultado negativo para la H, la mayoría pronosticaron goles para este partido pero en todo momento los pronósticos eran a favor de nuestra selección.

El estadio olímpico se vistió de gala, el público respondió, el coloso metropolitano estaba repleto, desde tempranas horas los catrachos se hicieron sentir con cánticos de aliento para los seleccionados.

Llego la hora del pitazo inicial, ahora le tocaba a los 11 catrachos dentro del terreno de juego devolver con esfuerzo, lucha, pasión, garra, fútbol y sobre todo con goles todo ese apoyo que recibieron desde antes y que estaban recibiendo durante este partido.

El arranque del juego parecía bien para Honduras, sobre todo por la acción de peligro que genero a través de Ovidio Lanza pero que para mala fortuna no se pudo concretar. A partir de ese momento la ilusión de esos primeros minutos se empezó a desvanecer pelotazo tras pelotazo y es que esa se convertiría en la tónica del juego.

Nuestra selección no podía dar tres pases seguidos, carecía de idea de juego, no se encontraban en el campo como si fuera primera vez que jugaban juntos.

En el medio campo no se hizo sentir nuestro hombre cerebro en teoría (Alex López) nunca tomo el balón, se miraba disperso de sus compañeros, no marco el ritmo del juego, tampoco ayudó mucho en la marca y no alimento de buena forma a nuestros atacantes que carecieron de oportunidades claras de cara a portería.

En la contención Jorge Claros simplemente hizo lo que ha venido haciendo pero que al parecer le ha ajustado para convencer y ser del agrado de Jorge Luis Pinto, muchos coinciden de que no es un jugador para ser titular en la selección ya que no es un jugador determinante, simplemente es un jugador común y que en el partido de ayer solo fue un jugador más.

Ovidio Lanza elegido por el señor Jorge Luis Pinto para suplir la baja de Albert Elis, a excepción de esa jugada en los primeros minutos donde tuvo la oportunidad de hacer daño al rival pero que se tardó un mundo para definir, desde ese momento fue un jugador fantasma, no se miró en el partido, le tuvo miedo a la oportunidad de convertirse en un jugador alternativo importante para esta selección.

En ataque una vez más el señor Anthony Lozano volvió a defraudar, se la ha esperado durante toda la eliminatoria que sea el jugador diferente de la selección, que demuestre esa calidad técnica que se sabe tiene, pero que al parecer no le interesa demostrarla para defender los colores patrios de Honduras. Con lo demostrado por el choco es hora de ir desistiendo de la idea que él será en algún momento un referente en la H.

Por las bandas Honduras no generó mayor peligro, por el lado izquierdo Emilio Izaguirre subió muy poco aunque no estuvo del todo mal en defensa, por la otra banda Bryan Beckeles tampoco tuvo proyección en ataque y tuvo dificultades defendiendo sobre todo en el primer tiempo.

En general la selección de Honduras lucio muy mal en el partido, desaprovecho la condición de local y no exploto sus fortalezas como lo es la velocidad por las bandas.

Con este resultado ahora tocó viajar Australia e ir a quitarles el boleto a los socceros en su propia casa.

Allá, la historia fue peor. Don Jorge Luis Pinto salió con línea de cinco atrás y el resto de la historia, ya la leyeron por aquí. Estamos fuera de la Copa del Mundo y esta Bicolor, jamás correspondió como se debe, al enorme cariño de una afición que hoy, se desveló, sufrió, lloró y vivió una nueva decepción, como ha sido todo este proceso de Pinto.

Texto: HSI/Diógenes Cruz. Fotos HSI/Karla López y Gio Saybe

Share: