Un largo camino que acaba en Sydney... ¡o continúa en Rusia!
BlogsReiner GermerSelecciones Nacionales

Un largo camino que acaba en Sydney… ¡o continúa en Rusia!

Un largo camino que acaba en Sydney... ¡o continúa en Rusia!

San Pedro Sula, Honduras. (HSI) – Hemos vivido una clasificación desde el primer día que Jorge Luis Pinto fue presentado como DT de Honduras. Hemos sido críticos pero al mismo tiempo solidarios con la Bicolor, por ese es, el equipo de todos.

Hicimos viajes gracias a querer estar de cerca con nuestra Selección. Sufrimos contra Guayana, El Salvador, Trinidad y Tobago, México que inició derrotándonos en esta ciudad en el inicio de este proyecto llamado HonduSports Ilustrada. Ese día iniciamos con la revista de forma pública.

Nos fuimos con José Jorge Villeda, Denis Rivera y Marco Ávila a San Salvador cruzando unos caminos (porque carreteras dejaron de ser hace mucho) descuidados en Honduras para meternos en la tierra de Ramón Maradiaga, director técnico de los cuscatlecos. Salimos vivos con un 2-2 que nos supo a poco ante la ausencia de jugadores que pudieron estar pero que al final, no quiso Jorge Luis Pinto alinearlos (véase caso Carlo Costly).

Mañana es la cita y todos queremos ver a nuestra Selección en Rusia 2018. Depende de ellos. Nada se ha perdido aún y todo se puede con este país que como muchas veces he dicho: “Dios es hondureño por darnos tantas cosas cada día”. Yo le pido una nueva clasificación mañana.

-Sufrir de lo lindo según José Jorge Villeda-

El debut del técnico colombiano con la Bicolor arrancó con derrota 2-3 en el amistoso ante Venezuela, lo que dejó memes, silbidos de los sampedranos hacia la Selección, además de las notas internacionales donde señalaron la fragilidad defensiva de Honduras y, la falta de definición como las principales causas de la pérdida. Así daba marcha este proceso que estuvo lleno de incongruencias tácticas, de nómina, de sistemas, caprichos, etcétera.

Casi tres años después, llegamos con vida al último encuentro curiosamente con las mismas sensaciones de aquel debut, nada alentador, pero es que, a pesar de Pinto, si ya llegamos hasta aquí, señoras y señores, ¡todo es posible! Ahora amigos, de no alcanzar el boleto, no se sienta del todo mal, quizá al final sea demasiado premio.

-Una Rusia incompleta sin mi H-

Para mi, una Copa Mundial sin Honduras, es sencillamente no solo un fracaso para Jorge Luis Pinto que a pesar de la camada que heredó, tuvo para hacer más si tan solo hubiese sido más flexible en aspectos que son mas de fondo que de forma. Queda claro que so personalidad y temperamento no le abona a una cultura acostumbrada al “tacto” del lenguaje y no a la presión del capricho táctico.

Honduras no es Costa Rico y marcadas diferencias debían haber alertado al cafetero en sus primeros meses de aprendizaje.

Sigo pensando que mañana en la madrugada clasificamos. Seguro que así será y sino, para mi Rusia no será lo mismo sin nuestra bandera decorando el cielo ruso.

Solo queda Australia en el camino…ese que hemos recorrido juntos!

Share:

Leave a reply