El hermoso pero trágico momento de Gago con su amada Albiceleste
InternacionalesLos rostros del Deporte

El hermoso pero trágico momento de Gago con su amada Albiceleste

El momento mas doloroso de la carrera de Gago: dejar su selección. Foto Clarin/Mario Quinteros

Buenos Aires, Argentina. (AGE) – La selección Albiceleste pasa por una situación impensada y los guerreros de Argentina, al menos algunos, trataron de cambiarla aunque fuese dejando el físico en el campo de juego.

Nadie puede discutirle ni un sólo segundo el enorme compromiso del jugador de Fernando Gago, que ni rompiéndose el cruzado en apenas dos minutos quiso abandonar a sus compañeros en la situación y el momento en el que el juego se encontraba: un cero a cero que tiene a los de Messi y compañía metidos en serios problemas de cara a clasificar al Mundial de Rusia 2018 de la FIFA.

El de Boca, según los primeros diagnósticos, estará de baja entre seis y ocho meses tras la rotura del ligamento de su rodilla derecha.

Una imagen vale más que mil palabras y, en este caso, un sonido también. Así le pedía Gago a los médicos que le dejaran jugar, aunque menos mal que no le hicieron caso…


-La confesión de Gago a Lionel Messi poco después-

“Me rompí el cruzado”. Fueron las palabras que se le pudieron leer a Fernando Gago, dirigidas a su compañero y capitán Leo Messi, cuando, superado el shock, fue consciente de que no iba a poder continuar de ninguna manera el partido.

Gago entró en el minuto 60 por Éver Banega, pero tres minutos más tarde, en una acción fortuita, caía lesionado al dar un pase a la media vuelta.

Cuando se incorporó ya sabía lo que le pasaba, e hizo un gesto claro al banquillo, un chasquido. ¿El cruzado? Así fue.

La siguiente imagen es la de un Fernando Gago fuera de sí, gritando al médico de la ‘Albiceleste’ que le dejase jugar. Éste le decía que era imposible, que había sido el cruzado, pero Gago no quería creerlo.

No podía asumir esta mala suerte que se cebaba con él. Se reincorporó al partido, pero al segundo balón que tocó se dio cuenta de que no podía seguir. Intentó pelear por otro, y quedó patente que era imposible.

La jugada siguió y acabó en falta a favor de Argentina. Entonces, antes de marcharse deprisa a los vestuarios, Messi se giró, le preguntó qué le pasaba, y Gago se lo dijo sin paños calientes: “Me rompí el cruzado”.

-Historia de lesiones-

La última lesión que sufrió ante Perú parece ser la más grave sufrida en su carrera. Según algunas informaciones podría sufrir rotura del ligamento cruzado anterior y ligamento lateral interno de su rodilla derecha. Sólo llevaba disputado tres minutos de partido cuando sufrió la lesión. La última vez que vistió la ‘Albiceleste’ en un partido oficial fue hace dos años.

Con la llegada de Mourinho al banquillo del Real Madrid, el protagonismo de Gago en el centro del campo del equipo blanco empezó a disminuir considerablemente, entre otras razones por una serie de lesiones de rodillas, esguinces y desgarros, que le impidieron demostrar su nivel de juego al técnico portugués.

En su etapa en Roma la situación no fue mucho mejor. Es cierto que volvió a demostrar de lo que era capaz de hacer sobre el terreno de juego con buen juego, pero otra nueva lesión de rodilla lo apartó de la titularidad. Puso rumbo entonces a Valencia, donde no alcanzó su mejor nivel, lastrado de nuevo por lesiones de rodilla.

Regresó a Argentina, a Vélez Sarsfield, donde sólo pudo jugar 9 partidos de los 29 que podría haber disputado. Ya de regreso a Boca, el club de sus amores, la cosa empeoró. La casualidad quiso que Gago se rompiera dos veces el tendón de Aquiles en sendos ‘Superclásicos’ ante River. Antes de esto, estuvo cerca de no poder disputar el Mundial de Brasil por una distensión de ligamentos en su rodilla izquierda.

Share: