Héctor Mejía Azzad, nuevo legionario en Barcelona gracias a Marcet
Legionarios

Héctor Mejía Azzad, nuevo legionario en Barcelona gracias a Marcet

Héctor Mejía Azzad, nuevo legionario en Barcelona gracias a Marcet

Visita de los catalanes a Honduras. En la fotografía podemos distinguir al Máster Carlos Flores, Héctor Emilio y los observadores de Marcet.

San Pedro Sula, Honduras. (HSI) – No hay secreto que Honduras es cuna de talentosos futbolistas y que muchos distinguen en ello. Para Héctor Emilio Mejía Azzad, llegó el momento de la verdad y hoy con su viaje a Barcelona, emprende una aventura bella para llenar sus sueños de realidad.

Nacido en San Pedro Sula e hijo de Héctor Mejía Izquierdo y Soad Gabriela Azzad y siendo el mayor de dos, con 16 años, Héctor es un ejemplo digno a seguir por su hermana Camila Soad de 10 años no solo por esta oportunidad, también porque es un gran estudiante de la Happy New Dawn del onceavo año y distinguido miembro del club de matemáticas y por supuesto ha sido parte de los bicampeones del Torneo de la Juventud que realiza la Unitec cada año y además campeón de la Anepbh.

Los éxitos han llegado a través de la Escuela Happy New Dawn.

Héctor Emilio tuvo contacto con la Fundación cuando estos vinieron a Honduras en diciembre a observar el talento catracho cuando se realizó un campamento acá. Del grupo total de futbolistas que llegaron al campamento, cuatro fueron seleccionados para hacer el viaje a tierras catalanas por espacio de 15 días. Allí él salió elegido gracias a las grandes condiciones que los observadores notaron posee.

En junio se realizó el viaje a España y durante 15 días, Héctor compartió duros entrenamientos con mas de 100 jóvenes de diferentes nacionalidades con quienes cosechó amistad y con algunos pocos, una estrecha relación deportivo que aún perdura.

Porte y condiciones, no le faltan a Mejía Azzad que viaja con una maleta llena de ilusiones.

“Primero mi objetivo en Mercet es crecer como persona, como ser humano y por supuesto como futbolista también. Quiero ampliar mi conocimiento sobre fútbol, aprenderlo y ponerlo en practica y con ello ser un jugador mucho mas completo”.

Héctor Emilio Mejía Azzad, jugador Fundación Marcet, Barcelona.

-Largo tiempo en Marcet-

El viaje que hoy emprende está fechado hasta junio del 2018 pero dependiendo de Héctor, este podría prolongarse y dependerá de su desempeño, ya sea como extremo izquierdo o derecho, según lo requiera du técnico o de mediapunta, características que lo ponen en el radar de cualquier scout por su polifuncionalidad.

Mejía se ha preparado para este reto de representar a Honduras y poner en alto su nombre. Ha estado jugando en la segunda división amateur y con la U18 de Muebles Herrera y además con Juventud Henerma.

Mejía Azzad tienen claro a qué va al ‘Viejo Continente’: “triunfar y crecer como persona y profesional”, consiente que en una buena persona tiene mas posibilidades de triunfar en un juego que es de equipo y que depende del colectivo.

Foto oficial con la Fundación Marcet en Barcelona durante la estadía de Héctor Emilio.

Con la enseñanza que Fundación Marcet, Emilio dijo que espera despuntar en este deporte y lograr jugar en un equipo profesional, tal como la hace Jonathan Rubio, jugador que pasó por Marcet y que juega en el Gil Vicente de Portugal.

-Selección Nacional-

Su sueño es algun dia ser parte de la selección nacional de Honduras. Para ello, está consciente que hay mucho trabajo por delante pero esa aspiración es uno de los motivos de su expedición a la tierra de Carles Puyol, Gerard Piqué y muchos otros futbolistas que han triunfado en Cataluña.

-Apoyo incondicional-

Sus padres son la base de su viaje. Lo han apoyado en las buenas y en las no tan buenas así como su familia. Néstor Matamala ha sido la guía futbolística que ha encausado su trabajo en esta dura profesión deportiva. El profesor Jesús Ríos, “Beto”, en Henerma y no puede dejar fuera a los maestros y técnicos que ha tenido en los colegios y escuelas que ha asistido.

Junto a Kevin Alvarez del Olimpia y a Jonathan Rubio, del Gil Vicente luso.

Share:

Leave a reply