Banfield pierde y Boca Juniors se proclama campeón de Argentina
Fútbol ArgentinoFútbol Internacional

Banfield pierde y Boca Juniors se proclama campeón de Argentina

Banfield pierde y Boca Juniors se proclama campeón de Argentina

BOCA en BAHIA BLANCA campeon puerta del hotel. Foto Clarin/M. Carroll

Buenos Aires, Argentina. (AGE) – Boca Juniors y su afición vuelven a sonreír. El equipo de Guillermo Barros Schelotto ha conquistado un nuevo título sin necesidad de jugar su partido liguero. Banfield, que era el perseguidor del conjunto ‘xeneize’ en la tabla clasificatoria, no ha sido capaz de ganar a San Lorenzo y eso le ha permitido a Boca ganar su 26ª Liga Argentina.

Toda la plantilla ‘xeneize’ siguió el partido desde el hotel de concentración en Bahía Blanca, puesto que en 24 horas jugará ante Olimpo. El gol de Belluschi tiene la culpa de que el título sea para Boca.

El partido ante el ‘aurinegro’ será toda una fiesta para los de Guillermo. De esta forma, Boca, que estuvo jugando con fuego este último semestre de competición, no sólo gana la Liga, sino que también certifica su pase a la próxima Copa Libertadores 2018.

Más de 650 kilómetros separan el hotel en el que se alojó Boca en Bahía Blanca y la cancha de San Lorenzo donde Fernando Belluschi se filtró en el área tras un pase fenomenal de Néstor Ortigoza, picó la pelota por encima de Hilario Navarro y desató la locura. De acá y de allá.


Porque el grito que estaba en la punta de lengua salió eyectado por los cientos de hinchas de Boca que iban llegando a la puerta del hotel Argos. “Dale campeó… dale campeón”.

El gol de Belluschi hizo estallar a los hinchas de Boca Juniors. Habían llegado desde temprano. Recibieron a sus ídolos cerca de las 16. Por ese entonces, la zona del hotel -ubicado a tres cuadras del centro de la ciudad- ya estaba vallada y con todo listo para recibir la vigilia de los hinchas.

Con el correr de los minutos en la cancha de San Lorenzo se iban multiplicando los fanáticos en Bahía Blanca. Hasta que el grito de campeón encontró a cerca de 500 que saltaban y esperaban ilusionados ver a uno de los jugadores, al menos a lo lejos.

El pitazo final en el Bajo Flores desató la fiesta en Bahía. Ahora sí. Los jugadores de Boca Juniors empezaron a asomar. Los pasillos del hotel se tornaron azules y amarillos.

Share: