Lionel Messi, ¿el mejor de todos los tiempos en el fútbol?
Especiales

Lionel Messi, ¿el mejor de todos los tiempos?

Lionel Messi, ¿el mejor de todos los tiempos?

Lionel Messi, con la camiseta del Barcelona. ¿El mejor de todos los tiempos? Foto AP

Buenos Aires, Argentina. (AGE) – Lionel Messi siempre da que escribir. Recientemente, Waldemar Iglesias, de Diario Clarín de Argentina, hizo la misma pregunta en su artículo del 8 de junio. El periodista del sitio Web de ese país, hace referencia a una encuesta hecha por una revista especializada, Voetbal International de Holanda, que señala a “La Pulga” al tope de un ranking de los 100 mejores futbolistas de la historia.

Como Iglesias muy bien dice, la discusión sucede todos los días en todos los ámbitos. En las salas de redacción, en los bares de Buenos Aires, de Río de Janeiro, de Madrid, de San Pedro Sula, Tegucigalpa, La Ceiba o de cualquier rincón donde se respire fútbol.

La pregunta late como una obviedad sobre la mesa: ¿quién es el mejor de todos los tiempos? La respuesta, que hasta hace una década se resolvía básicamente entre dos nombres (Maradona o Pelé) más algún aporte desde Europa (el gran Alfredo Di Stéfano o el revolucionario Johan Cruyff más el mejor defensor de todos, Franz Beckenbauer) ahora tiene nuevos candidatos en el escenario. El principal, claro, ese crack nacido bajo el cielo de Rosario, Lionel Messi.

Messi es el único integrante del top 5 que se encuentra en actividad. Sin embargo, a los 29 años y con 30 títulos con el Barcelona, tiene una cuenta pendiente: la gloria con la Selección. Ya obtuvo el Mundial Sub 20 y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, pero la Copa del Mundo -territorio esquivo- sigue siendo ese estigma. Mientras Maradona le cuenta al mundo el placer de saber cuánto pesa el trofeo, el mejor futbolista de clubes de todos los tiempos aparece en esa impactante foto en el Maracaná, mirando el trofeo más deseado. De cerca. Pero tan lejos.

El crack argentino supera a grandes de la historia del fútbol. Foto AFP

En el top cinco que la revista propone no hay ausencias relevantes. Están los de siempre. Los inobjetables, los inmensos. Ese Diego que fue irrepetible en México 1986, ese Pelé que hizo de Brasil un gigante, ese Di Stéfano que -incluso sin mucha vida en seleccionados nacionales- transformó una época, y ese Cruyff que refundó el fútbol a pesar de no levantar la Copa del Mundo. Afuera de ese pedestal histórico se queda Beckenbauer. Paga el precio de ser menos visible: a los defensores les cuesta más que la gloria los abrace en el terreno de la premiación individual.

En tiempo presente, hay un futbolista en plena disputa por esos lugares de privilegio: se trata de Cristiano Ronaldo. El portugués es el único capaz de sentarse en el pedestal de la historia del Real Madrid -el club más exitoso de todos los tiempos; Campeón del Siglo XX para la FIFA- al lado de Di Stéfano. En el Meazza, el año pasado, convirtió el penal de La Undécima Orejona ante el Atlético del Cholo Simeone. En el Millennium, hace unos días, fue la gran figura del histórico 4-1 ante la Juventus.

Pero no sólo eso, Cristiano va por más: es el principal candidato a quedarse con el premio The Best -que la FIFA entregará en octubre al mejor futbolista de la temporada- y con el Balón de Oro -que France Football ofrecerá en enero- luego de consolidarse como el jugador más influyente del mejor equipo de la temporada, el Real Madrid de Zinedine Zidane.

De todos modos, el largo recorrido de la historia del fútbol ya lo ubica a Messi entre esos nombres que parecían imposibles de emparejar. Incluso más allá de la omnipresencia de su archirrival, Cristiano. Queda claro, en cualquier caso, acá y en el mundo: Messi compite no sólo en tiempo presente. El pasado también está entre búsquedas. Y dicen que gana también allí…

Share: